Presentación en la librería Juan Rulfo

Vengo un poco tarde a contar esto porque el #NaNoWriMo me ha tenido ocupadísmo. Además, hemos estado representando Peter Pan todos los fines de semana, con lo cual no he tenido ni un día libre para venir a hablar de la presentación de Concierto para orquesta invisible, que tuvo lugar hace ya dos semanas.



Estaba la librería llena, ¡fue tremendo! Yo estaba nervioso, menos mal que Amelia Fernández estaba allí y habla mucho mejor que yo. Todo lo que dijo fue interesantísimo, me encantaron sus reflexiones. Tres de mis alumnas de teatro (con la ayuda de M., que lleva ya muchos años en mi compañía, Contraseña: Teatro) hicieron una lectura dramatizada de un fragmento de la obra. Ver a los personajes cobrar vida es una cosa estupenda; y a los de novela les pasa poco, así que los cuatro protagonistas de Concierto tuvieron suerte...

Todo el personal de la librería fue encantador con nosotros y me parece que nos lo pasamos todos bien, así que fue un éxito.


Os dejo con cómo lo cuenta Marcos Porqueras (con su permiso):


Hoy se ha presentado en la librería Juan Rulfo, de Madrid, la novela Concierto para orquesta invisible, escrita por Bruno Puelles Reyna. La novela nos cuenta la historia de Quim, un muchacho con dificultades de identidad personal y derrotado por las drogas y las incertidumbres sobre su futuro… pero con una gran amiga, Emilia, gracias a la que sobrevive. Quim lo soporta con agradecimiento y estoicismo a partes iguales. Ninguno de los dos ve claro su futuro, en el que si encontrar un trabajo estable parece difícil, uno que además disfruten es un sueño imposible. Las cosas cambian de pronto cuando ella hereda de improviso un edificio antiguo y olvidado. Todo el mundo le recomienda que lo venda, pero… ¿cómo va a hacerlo sin visitarlo al menos una vez? El acto contó con la asistencia de unas treinta personas, en la primera planta de la librería, que tras las presentaciones de rigor pudieron escuchar una interesantísima participación de Amelia Fernández Rodríguez, profesora de Literaturas Europeas en la Universidad Autónoma de Madrid y presentadora y directora del programa Hablando en plata de Radio nacional de España (Radio 5). Amelia recordó los años en que Bruno fue su alumno (compartían asignatura en el semestre primaveral del primer curso –dijo la profesora) y la alegría que le producía que cuando vuelve a saber de él ya haya estrenado, como autor, director y actor, cinco obras teatrales, escrito y publicado tres novelas y tenga una compañía propia de teatro, con obra en cartel actualmente en Madrid. Ella, que es profesional del magisterio literario, padece de deformación profesional en la lectura, por el componente crítico que siempre acompaña al placer que le produce enfrentarse a los textos. Y desde su particular forma de acercarse a los libros, manifestó su alegría por el buen producto que su alumno había conseguido. Destacó la Prof. Fernández la sorpresa que le produjo la voz narrativa de la novela, la perfección del ritmo. También destacó la ternura y dulzura en el trato a los personajes como componente esencial de la construcción narrativa y el ambiente y atmósfera creados en el texto. Por último, Amelia se refirió a las claves generacionales que los personajes de la novela presentan, claves con las que se encuentra cada año, uno tras otro, con sus jóvenes alumnos como portadores. Bruno, que es más ordenado en los textos que en el verbo oral, participó poco, para dar pronto la palabra a Amelia y, más tarde, a sus cuatro alumnas que, junto a la “veterana” María Ángeles, escenificaron unas páginas de la novela. Fue muy interesante ver el interés y la pasión que las chicas ponían en la breve representación. Cerca del final, algunos de los asistentes hicieron algún comentario. Yo apunté lo sorprendente que me parece que un chico de sólo 19 años (eran los que tenía Bruno cuando escribió esta novela) escriba con tanta madurez y con algunos capítulos realmente profundos. Como muestra de que hay que leer este libro levantando a veces la cabeza para pensar, como las gallinas beben el agua, leí cuatro líneas de la página 95 de la novela, cuando el protagonista dice: "Me gustaban los seres humanos, pero cada vez me caía peor la gente. Y amaba, cada vez con más fuerza, a las personas." Finalmente, se sortearon dos entradas para la obra teatral Peter Pan, adaptación que Bruno ha hecho de la obra original de J.M. Barrie y que la compañía Contraseña Teatro, por él dirigida, está representando en el Teatro Lagrada. [...] Me fui cuando Bruno atendía a quienes en cola esperaban con el libro en la mano para que les fuese dedicado por el autor. Yo ya lo tengo dedicado desde el 4 de octubre. Y ahora, os toca leerlo.